150 ultimas

MERECE LA PENA LEER

enlaces

+ vistas

suscribirse

VARIOS


Contador Gratis
relojes para blogger html clock for websites contador de usuarios online
PULSAR   1  de arriba para cerrar pestaña

[CPC] Las dos Españas parecen cansadas de vivir juntas - Jesus Cacho


Mariano Rajoy. - Imagen EFE
*
Se acabó el trámite, porque de eso se trataba. Lo dijo mejor que nadie, con ese lenguaje suyo descarnado y faltón, Pablo Iglesias, nuestro arrojado Lenine, en el arranque mismo de su discurso del miércoles: "Este debate no va a cambiar lo que vamos a votar las 350 personas que ocupamos estos escaños…" Demoledora sinceridad. Ninguna novedad, con excepción de una quizá no baladí: quienes esperaban una corrida en pelo de Mariano Rajoy a manos de Pedro Sánchez se equivocaron. Ninguna herida de consideración; todo lo más, algún rasguño que el candidato restañó con solvencia en el turno de réplica haciendo uso de la socarronería que le caracteriza. La ironía, no exenta de condescendencia, desarboló un relato plagado de horrores –unos reales, otros supuestos– con el que el socialista pretendió rebasar por la izquierda a Podemos. El humor como arma letal capaz de reducir a escombros la exageración mejor armada. Como tituló José Alejandro Vara en este diario, "Mariano perdió la investidura, pero ganó el debate". Hizo más. Se dedicó a apuntalar esa tan deteriorada imagen suya después del soporífero discurso del martes, enviando no pocos mensajes de conciliación hacia los electores, propios y ajenos, con vistas a una eventual cita en diciembre. Ese es Mariano, el hombre que ahora pide con vehemencia el respaldo de la oposición para llevar a cabo las reformas que no hizo cuando dispuso de mayoría absoluta.  
Y el viernes, como era de prever, se repitió la comedia, con la derrota en segunda vuelta del candidato. Nos esperan tres semanas en el limbo, las que van desde el sábado 3 al domingo 25 de septiembre, fecha de las elecciones gallegas y vascas. Todo lo que tenga que ocurrir ocurrirá a partir de la noche de ese domingo. Es la única vía potencialmente expedita que queda en el horizonte político, con capacidad para evitar la vuelta a las urnas: el apoyo del PNV a una segunda investidura de Rajoy en octubre, que a los 137 diputados del PP uniera los 32 de Ciudadanos, los 5 del PNV y los 2 canarios: 176 escaños, mayoría absoluta raspada, pero mayoría. Lo ocurrido en el debate entre Rajoy y Aitor Esteban, de guante blanco, puede dar algunas pistas, la más interesante de las cuales es que el portavoz peneuvista no cerró las puertas al diálogo bajo ciertas condiciones. Sí lo hizo, en cambio, a una fórmula de Gobierno de izquierdas encabezada por Sánchez ("Lo que nos vamos a reír si recibimos su llamada para conformar una mayoría alternativa"). La relación entre Rajoy e Iñigo Urkullu es buena, y la eventualidad de que el PNV tuviera que llamar a la puerta del PP vasco para poder gobernar en Vitoria podría facilitar el apoyo del PNV en Madrid, que habría que pagar a precio de oro. Hay que dejar hablar a las urnas el 25 de septiembre en el País Vasco. "El PNV siempre está dispuesto a hablar", resumió Esteban al final de su intervención.
Nos esperan tres semanas en el limbo, las que van desde el sábado 3 al domingo 25 de septiembre, fecha de las elecciones gallegas y vascas
Las otras potenciales vías parecen cegadas. Desde luego lo está ese "Gobierno Frankenstein" de izquierdas encabezado por Sánchez. Por si el portavoz del PNV no hubiera sido suficientemente claro, el propio Iglesias se encargó el miércoles -volvió a hacerlo el viernes- de dinamitar cualquier posible acuerdo sobre la base de un pacto PSOE-Podemos, con respaldo nacionalista y la abstención de Ciudadanos. Faltón a más no poder, gesticulante en extremo, el coletas se quitó la careta de socialdemócrata que con tanto empeño había venido labrándose en los últimos tiempos para mostrarse tal cual es: un marxista bolivariano cuyas soluciones no solo no resolverían los problemas de España, sino que los agudizarían. Al final, y como sostiene Guillermo Gortázar en El salón de los encuentros, "el populismo es una enfermedad derivada del deficiente funcionamiento de las instituciones democráticas, que florece en las crisis económicas y cuando las elites políticas se burocratizan y caen en la tecnocracia (Rajoy) o en el infantilismo izquierdista (Zapatero)".
La retirada de los "tapones"
Descartada la "solución monstruo", cualquier otra pasa por la retirada de la escena política de alguno de los dos tapones –o de ambos a la vez- que han llevado la política española, del brazo del odio mutuo, al callejón sin salida en que se encuentra. Nadie duda de que la decisión de Rajoy de hacerse a un lado podría desatascar la situación y hacer posible la eventual abstención del PSOE, con condiciones, a la investidura de otro candidato popular. Como tantas veces se ha dicho, más que un gesto de grandeza sería un acto de responsabilidad. Haber salvado el escollo de la investidura sin magulladuras de consideración debería animarle a hacerse a un lado con una cierta sensación de dignidad: no sería una salida por la puerta grande, pero tampoco por la de servicio. Por desgracia, y remedando al Dante, debemos abandonar toda esperanza. No hay en el PP nadie con capacidad y arrestos de ponerle ese cascabel al gato. En Génova rechazan el planteamiento como inaceptable después de que el gallego mejorara su posición, en votos y escaños, en las generales de junio pasado. "Desde el punto de vista personal y no digamos ya familiar, sería una muestra de suprema cobardía que abandonara la nave en las actuales circunstancias", sostienen en el partido. Hay, por lo demás, razones objetivas que dificultan esa eventual despedida: al PP y al propio Mariano les espera a partir de ahora un infierno judicial por culpa de los distintos casos de corrupción -12 juicios solo en Púnica-, que van a empezar a verse en sede judicial. "Es evidente que Mariano está más protegido dentro que fuera del sistema".
La otra salida, la de que el PSOE termine cepillándose al gran Sánchez, a quienFederico Castaño ha bautizado en este diario como Pedro Nono (no y mil veces no), también debe ser descartada de plano, al menos con los datos de que ahora se disponen. Pedro se ha hecho fuerte con el control del aparato y los barones ya pueden decir misa. Ha hecho más: ha cerrado con candado el futuro del PSOE como partido de Gobierno y ha tirado las llaves al mar. Dicho lo cual, es evidente que el partido socialista es hoy una olla a presión que, más pronto que tarde, terminará por explotar rota en mil pedazos. La posición de Sánchez podría deteriorarse aún más si los resultados del PSOE en Galicia y País Vasco confirmaran las negras expectativas que anuncian las encuestas. Asombra la cortedad de miras del personaje, incapaz de plantear al PP un envite que podría ponerle contra las cuerdas: exigir la retirada de Rajoy como candidato y su sustitución por otro líder popular como imprescindible paso previo para poder abstenerse. Es más que probable que el PP rechazara de plano tal pretensión, en cuyo caso se vería obligado a cargar con parte de la culpa de unas nuevas generales en diciembre. Ha tenido que ser el mismísimo Felipe González quien el viernes apuntara públicamente a la cabeza de Rajoy como objetivo socialista, no sin que antes se lo hayan sugerido algunos de los barones del partido. Es la bomba que el PSOE podría hacer estallar este mismo fin de semana.
La otra salida, la de que el PSOE termine cepillándose al gran Sánchez, también debe ser descartada de plano, al menos con los datos de que ahora se disponen
Mariano esperaba el miércoles un aplauso. Un torrente de entusiasmo impostado para despedir su performance en el Congreso tras enfrentarse a los 180 diputados de grupos y subgrupos (alguien ha llegado a contar hasta 40!) que le negaron la investidura. No lo hubo. Tampoco el viernes. El silencio se apoderó de las bancadas, como si un extraño pudor hubiera ordenado una retirada callada hacia el pasillo en que desemboca el hemiciclo, ese que los informadores conocen como "la M-30". Casi apelotonados, iban saliendo los diputados al patio que separa el viejo edificio de la ampliación acometida en tiempo reciente, y allí se pudo ver una escena que captó poderosamente la atención de más de uno: las caras de circunspección que lucían unos y otros, ganadores y perdedores. "Aquello parecía un velatorio". Corrillos en voz baja y silencio. No había prisa, nadie tenía que salir pitando hacia la estación de Atocha para tomar el AVE, porque todos estaban convocados, 48 horas después, para repetir la ceremonia del "no" a partir de las 7 de la tarde del viernes, y sí, aquello parecía un funeral, el entierro de un régimen partidocrático que ha llegado hasta aquí exhausto por culpa de una corrupción que es apenas un síntoma, muy grave, sí, pero apenas el síntoma de una enfermedad de fondo mucho más alarmante: la deficiente representación política, que hace posible la concentración de poder en unas pocas manos y la ausencia de controles.
Un momento histórico
Es un momento histórico. La política española, la suerte del país, ha entrado definitivamente en un bucle endiablado del que nada bueno cabe esperar. Lo he escrito muchas veces: el régimen de la Transición murió oficialmente en 2014, y lo que tiene que nacer no acaba de ver la luz, el parto de algo nuevo está resultando demasiado doloroso y puede incluso que nazca muerto. Es verdad que hemos atravesado momentos tan graves como el que supuso la muerte deFranco y la necesidad de caminar hacia un régimen de libertad tras la dictadura. Pero entonces había gente de mucho peso, de muchos quilates, al frente del país, tanto dentro de las filas de aquel Movimiento dispuesto a hacerse el harakiri como en las bancadas de la naciente democracia. Ahora no hay nada, o casi nada. El nivel ha caído tanto, que el milagro de paz y prosperidad que han supuesto estos más de 40 años últimos puede estar en peligro. Y una sensación de infinito hartazgo se ha apoderado de los españoles, cansados del espectáculo que estamos presenciando. Parodiando a Alain Finkielkraut en su reciente ensayo (La identidad desdichada) sobre la crisis de identidad de una Francia noqueada por la inmigración, también los españoles estamos atravesando "una crisis de vivir juntos". Las dos Españas parecen cansadas de vivir juntas. También estamos implicados en lo que nos ocurre. "No lo queremos pero algo ponemos de nuestra parte. Damos la alarma y orquestamos el desastre. Pregonamos la paz y alimentamos los odios. Nos preocupa el aumento de la brutalidad y descalificamos la aidós. Denunciamos los desastres del nihilismo y, habitados por la pasión igualitaria, dirigimos la lucha contra las discriminaciones hasta tal punto que todo termina teniendo el mismo valor". Y ahora, ¿qué?
*
Autor del articulo -

Las dos Españas parecen cansadas de vivir juntas

Jesús Cacho
Nací hace bastantes años en un pueblo mínimo de Palencia, a medio camino entre Frómista y Carrión. Allí fui feliz a rabiar por los senderos de mi infancia y primera juventud. Luego la vida me llevó por derrotas insospechadas, cruzando mares y vadeando puertos, hasta recalar en la ensenada del periodismo madrileño, en alguno de cuyos garitos -El Mundo, El País, ABC- he tocado el piano. Me he cruzado con muy buena gente y con algún que otro hijo de puta. He cumplido mis sueños; he sido razonablemente feliz. Ahora aspiro a seguir contando historias desde el puente de algún barco perdido en el océano, mientras con mi sextante trato de tomar la altura de Sirius sobre la línea del horizonte, en ese leve instante en que se despide la noche y se anuncia un nuevo día. Naturalmente no sin antes haber dejado Vozpópuli navegando "full ahead".
*
REFRANES a tener muy en cuenta siempre - "NUNCA LLUEVE A GUSTO DE TODOS".- "ARRIMAR EL ASCUA A SU SARDINA".- "CADA UNO HABLA DE LA FERIA COMO LE VA EN ELLA".Y no olvidarse de la "mas moderna" que dice : "Aqui el que no corre vuela y el MAS TONTO hace aviones".
Nota : pongo estos tres refranes para que el lector tenga cuidado con lo que lee.
Es muy facil manipular a la gente, todo el cuidado es poco.
Hay que CUESTIONARSE lo que se lee, CONTRASTARLO  y luego CADA UNO DEBE LLEGAR A SUS PROPIAS CONCLUSIONES.
VRedondoF
** Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. **
**  Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. **
** Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE, según mi criterio). **
** Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. **
**  Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera), contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. **
** Si te ha gustado la publicacion, lo mejor que debes hacer es ir al blog/pagina del autor y DEJAR UN COMENTARIO. En mi blog no puedes dejar comentarios, pero si en el del autor. **
** Cuando incorporo MI OPINIÓN, la identifico CLARAMENTE,  con la única pretensión de DIFERENCIARLA del articulo original. **
** Pido perdon por MIS limitaciones literarias. El hacerlo mejor (no mucho) me cuesta dedicarle MAS TIEMPO, y la verdad es que (ademas de no tener tiempo) tengo poca paciencia,  por ello, y nuevamente, pido disculpas por las susodichas limitaciones. **
** Mi correo electrónico es vredondof (arroba) gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algún comentario. **
** Por favor!  Si  te ha molestado el que yo haya publicado algún artículo o fotografía tuya,  ponte en contacto  conmigo (vredondof - arroba - gmail.com ) para solucionarlo o retirarlo. **
*


--
Publicado por cc.co2.vrf para CPC el 9/05/2016 06:00:00 a. m.
Leer más...

[RyS] 04/09/2016 - voz populi - ¿Es tan urgente un gobierno como pretenden vendernos?


Mariano Rajoy, durante el pasado debate de investidura. - Imagen Gtres
*

¿Es tan urgente un gobierno como pretenden vendernos?


Hay un mensaje que Rajoy y sus hordas mediáticas han emitido con tan denodada insistencia que finalmente ha sido asimilado por la opinión pública como verdad revelada: que España necesita urgentemente, a toda costa, a cualquier precio, un gobierno.
"Es monstruosa, inconfesable, esa contradicción de perpetuar el mal para garantizar el bien. La contradicción que hace de mí un hombre cínico e indescifrable […] Todos piensan que la verdad es justa... pero conduce al fin del mundo. Y no podemos consentir el fin del mundo en nombre de la justicia. Nosotros tenemos un mandado, un mandato divino. Hay que  amar mucho a Dios para entender la necesidad de hacer el mal para conseguir el bien. Esto Dios lo sabe, y yo también lo sé."
La cita pertenece a un monólogo ficticio de la película Il Divo (2008) donde el personaje de Giulio Andreotti hace examen de conciencia y admite su culpa en los turbios asuntos de la política italiana. Pero se trata de un falso acto de contrición pues lo que pretende realmente es justificarse a sí mismo, argumentando que, muy a su pesar, el mal es un medio necesario para alcanzar el bien. Y aplicarlo es el tremendo sacrificio del político, del verdadero hombre de Estado.
Para Rajoy, gobernar a toda costa, aferrarse al poder, continuar en la poltrona para que nada cambie, es la manera de perpetuar el mal para garantizarnos el bien
Salvando naturalmente la estatura política que separa a ambos personajes, diríase que Mariano Rajoy parece ver el mundo de manera parecida. Para él, gobernar a toda costa, aferrarse al poder, continuar en la poltrona para que nada cambie, para que España siga degradándose -es decir, hacer el mal-, es la manera de garantizarnos el bien. El mal en este caso consiste en considerar el poder un fin en sí mismo, no un medio para conseguir más libertad, mejor participación, crecientes oportunidades para los ciudadanos. Y, al igual que el ficticio Andreotti, diríase que Rajoy cree que la verdad puede ser contraproducente, peligrosa. De ahí sus apelaciones al "sentido común" y… su empeño en silenciar al discrepante, en condenar al ostracismo a los que no se avengan a propagar sus consignas, a quienes denuncien que el rey está desnudo.

Un gobierno ¿para qué exactamente?  

Hay un mensaje que Rajoy, y sus hordas mediáticas, han emitido con tan denodada insistencia que finalmente ha sido asimilado por la opinión pública como verdad revelada: que España necesita urgentemente, a toda costa, a cualquier precio, un gobierno. Por eso, la investidura de Mariano constituiría un suceso inevitable, imprescindible al que nadie debe oponerse. Un mal que, sin embargo, garantizará el bien de la colectividad… ¿o no? 
Se trata, más bien, de un argumento falaz. Porque lo importante no es el ejecutivo, tampoco el presidente, sino la línea política, las reformas, la filosofía; en definitiva, el pensamiento que inspirará las decisiones de un gobierno. Sin embargo, grandes empresarios, muchos periodistas y demasiados columnistas de opinión se empeñan en poner el carro delante de los bueyes pregonando que lo imprescindible es la formación de un ejecutivo... con independencia de la línea que pudiera seguir después.
Fieles a este guion, algunos grandes empresarios repiten que "la incertidumbre es nefasta para los negocios", una melodía pegadiza, sin duda, pero con letra poco verosímil. ¿No generaría más incertidumbre un ejecutivo en minoría cuya imprevisible política sería resultado de cambalaches, componendas y trapicheos con otros grupos? En España, donde las leyes se promulgan a granel, y las normas cambian de forma acelerada, un gobierno en funciones tiene ciertas ventajas: se encuentra limitado para modificar arbitrariamente las reglas del juego. Así, aunque en las alturas se muestren inquietos, la interinidad del gobierno implica menos incertidumbre para la sociedad pues pone coto a la continua ocurrencia, capricho o antojo del ejecutivo de turno.
Más allá de lo que trinen los líderes y pregonen los medios, el ciudadano de a pie no ha notado los supuestos perjuicios de la ausencia de gobierno. Un fenómeno que no se debe, como ha apuntado cierto zascandil, a que muchas competencias se encuentren transferidas a las Comunidades Autónomas, sino a que la Administración, sea nacional, autonómica o local, es una máquina burocrática que funciona por sí misma, con independencia de que el gobierno se encuentre en funciones o en mandato pleno.
Lo importante no es el ejecutivo, tampoco el presidente, sino la línea política, las reformas, la filosofía; en definitiva, el pensamiento que inspirará las decisiones de un gobierno
Sin embargo, grandes empresarios, intelectuales y periodistas de partido necesitan saber urgentemente quién diablos repartirá el pastel en esta España de favoritismo, apaño y enjuague, a quién deben rendir esa pleitesía que les garantice una vida muelle. Los grandes sectores empresariales porque dependen de un intenso intercambio de favores con el poder político;ciertos periodistas porque sus nóminas, y la continuidad de sus medios, dependen de ayudas oficiales o de la publicidad que contratan las empresas que actúan en connivencia con los gobernantes.
Por ello, demasiados creadores de opinión, rompiendo el compromiso de honestidad intelectual con sus lectores, escriben al dictado de consignas recibidas desde arriba. Resulta más rentable seguir la estela de la propaganda oficial que desvelar esa verdad que acarrea "el fin del mundo". Para estos mayordomos debe haber cuanto antes un gobierno... que favorezca sus intereses, despellejando a Pedro Sánchez por no facilitar una investidura como sea. Eso sí, cualquier observador imparcial reconocería que ninguno de los dirigentes actuales posee cualidades ni actitudes adecuadas para ser investido presidente y formar el gobierno que España necesita. 

Más de lo mismo  

Frente a esta dinámica perversa, el acuerdo de PP y Ciudadanos es pólvora mojada. 150 medidas que dejan helado al ciudadano consciente, no maleado por la incesante propaganda. Aun siendo algunas bienintencionadas, las propuestas acaban desembocando en el "mar de lo mismo", esa línea arbitrista, paternalista y gastadora que pretende resolver con una nueva ley el problema que creó la anterior. Es un pacto que, de aplicarse, generaría más burocracia, más legislación, más organismos para colocar a los partidarios... cuando la solución es precisamente recortar todo ello. Especialmente la legislación, que debe ser podada con vigor, simplificada hasta que quede en lo verdaderamente imprescindible.
Tampoco parecen percatarse de que los pactos anticorrupción son tan absurdos como las inanes comisiones parlamentarias de investigación, donde nunca se descubre nada. Cuando la corrupción no es individual, sino organizada, no hay pacto, acuerdo o ley capaz de atajar el ubicuo enriquecimiento ilícito. Como también es disparatada la intención de profundizar en la proporcionalidad del sistema electoral. Señores, no intenten tomarnos el pelo: la proporcionalidad no mejora la representación del ciudadano, sólo la de los partidos. Y constituye una deriva que conduce a la Italia de Giulio Andreotti, la que cebó los escándalos de Tangentopoli.

Somos pocos, pero tenemos razón

Perpetuar el mal nunca garantiza el bien. El mal, es decir, la corrupción, la degradación, terminan infectándolo todo y el cinismo alcanza cotas insoportables. Otro conocido dirigente italiano de la época, Bettino Craxi, es prueba de ello. Acorralado por los jueces, no negó haber cobrado sobornos. Más bien trató de justificarlos aduciendo un argumento similar al del cinematográfico Andreotti, pero ya sin la elegancia del taimado Giulio. Declaró que el cobro de comisiones ilegales era común a todas las formaciones, la regla general de actuación. Que la corrupción era el coste de la política, el mal que la sociedad debía aceptar para mantener una democracia de partidos. Pero, claro, olvidó señalar que la mayor parte de los sobornos iba directamente al bolsillo de los dirigentes, no a financiar los partidos. 
El verdadero servicio que grandes empresarios, periodistas, intelectuales y columnistas pueden prestar a sus conciudadanos es abogar por una profunda reforma política
Al final, afloraron en Italia tramas corruptas que enraizaban en todas las estructuras administrativas del país. Los jueces imputaron a más de la mitad del parlamento, disolvieron 400 ayuntamientos y comprobaron que las grandes empresas pagaban anualmente más de 4.000 millones de dólares en sobornos. Los partidos tradicionales sufrieron un cataclismo electoral, desaparecieron del mapa. El sistema electoral italiano fue sustituido por uno mayoritario y, durante algunos años se redujo la corrupción, hasta que la contrarreforma devolvió el sistema al punto de partida. Lo que, ya puestos, demuestra que, en sistemas políticos como el español, completamente podridos, las reformas deben ser profundas, radicales, continuadas. Nunca tímidas, puntuales o vergonzantes. Tampoco traducirse en una serie de inconexas soluciones arbitristas que, una tras otra, se disolverán como gotas de agua en el cenagal del inmovilismo y la corrupción. Máxime cuando aquí, en España, carecemos de esas estructuras empresariales, de esos intelectuales, de esa sociedad civil de la que, pese a todo, sí dispone Italia. 
La clave no está en contar con un gobierno cuanto antes: el verdadero servicio que grandes empresarios, periodistas, intelectuales y columnistas pueden prestar a sus conciudadanos es abogar por una profunda reforma política, dirigida a instaurar instituciones neutrales e independientes, contrapesos, mecanismos eficaces de control del poder, sistemas de representación directa, adecuados métodos de selección de los gobernantes y una prensa libre e independiente. Unas transformaciones profundas que eliminen barreras, neutralicen el perverso sistema de intercambio de favores e impulsen mecanismos basados en el mérito y el esfuerzo, no en las relaciones, la influencia o la amistad. Esto es lo que realmente puede beneficiar al ciudadano de a pie; nunca una investidura a toda costa para que la manivela del BOE vuelva a girar sin control, garantizando el reparto de favores... a los de siempre. Que no les engañen, el resultado de la votación de este viernes pasado no es producto del bloqueo, del sabotaje, sino del agotamiento de esa política que perpetúa el mal para, se supone, garantizar el bien y... de sus recalcitrantes candidatos. 
*
Autor del articulo -

¿Es tan urgente un gobierno como pretenden vendernos?

JAVIER BENEGAS Y JUAN M. BLANCO
*
REFRANES a tener muy en cuenta siempre - "NUNCA LLUEVE A GUSTO DE TODOS".- "ARRIMAR EL ASCUA A SU SARDINA".- "CADA UNO HABLA DE LA FERIA COMO LE VA EN ELLA".Y no olvidarse de la "mas moderna" que dice : "Aqui el que no corre vuela y el MAS TONTO hace aviones".
Nota : pongo estos tres refranes para que el lector tenga cuidado con lo que lee.
Es muy facil manipular a la gente, todo el cuidado es poco.
Hay que CUESTIONARSE lo que se lee, CONTRASTARLO  y luego CADA UNO DEBE LLEGAR A SUS PROPIAS CONCLUSIONES.
VRedondoF
** Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. **
**  Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. **
** Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE, según mi criterio). **
** Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. **
**  Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera), contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. **
** Si te ha gustado la publicacion, lo mejor que debes hacer es ir al blog/pagina del autor y DEJAR UN COMENTARIO. En mi blog no puedes dejar comentarios, pero si en el del autor. **
** Cuando incorporo MI OPINIÓN, la identifico CLARAMENTE,  con la única pretensión de DIFERENCIARLA del articulo original. **
** Pido perdon por MIS limitaciones literarias. El hacerlo mejor (no mucho) me cuesta dedicarle MAS TIEMPO, y la verdad es que (ademas de no tener tiempo) tengo poca paciencia,  por ello, y nuevamente, pido disculpas por las susodichas limitaciones. **
** Mi correo electrónico es vredondof (arroba) gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algún comentario. **
** Por favor!  Si  te ha molestado el que yo haya publicado algún artículo o fotografía tuya,  ponte en contacto  conmigo (vredondof - arroba - gmail.com ) para solucionarlo o retirarlo. **
*


--
Publicado por cc.co2.vrf para RyS el 9/04/2016 08:59:00 a. m.
Leer más...

[CPC] Juan Luis Cebrián y la impunidad- JESUS CACHO


-
Juan Luis Cebrián y Felipe González. - Foto EFE
Uno de esos episodios para el recuerdo. Subir al despacho de Juan Luis Cebriánen la segunda planta del edificio de Miguel Yuste, sede de la redacción de El País, sabiendo que a uno le van a dar boleta no es plato de gusto, de modo que a quien esto suscribe no le cabía el susto en el cuerpo cuando franqueó aquella puerta. Me sorprendió entrar en un espacio apenas iluminado por la luz de una lámpara de mesa que, como si de una pintura tenebrista se tratara, tejía una línea entre la luz y las sombras sobre el mostacho del señorito, ocultando al visitante su mirada y todo lo demás. Me dijo, más o menos, que la empresa había perdido su confianza en mí. Respondí con idéntico argumento pero al revés. Y de repente mis nervios desaparecieron al reparar en unas gotitas de sudor que, cual minúsculas perlas de miedo, colgaban suspendidas, como indecisas, de los pelillos rubios de su cuidado bigote. Aquel tío tenía miedo. Aquel tío lo estaba pasando peor que yo. Aquel tío ha sido siempre un acollonado acostumbrado a vencer su cobardía con sobredosis de esa soberbia que proporciona el saberse un "amo del universo" en versión Wolfe.        
Uno de los "amos del prao" durante los últimos 40 años. Poco más de 40 se cumplen de la muerte de Franco en la cama, y el cuarenta aniversario de su fundación acaba de celebrar El País, buque insignia del grupo Prisa, cuyo primer ejecutivo, mandamás indiscutido, es Cebrián. El muy granuja ha pretendido festejar la efeméride por todo lo alto, aunque haya poco espacio para los cohetes en un imperio, el levantado por Jesús Polanco, que llegó a tener a España en un puño en su día y que hoy está casi reducido a cenizas, quebrado por este genio de la literatura y las finanzas, esclavo de una deuda de más de 3.000 millones que nunca podrá devolver. Y en pleno festejo, cabritos los dioses, pérfida doña Fortuna, resulta que al sujeto le han encontrado una vía de agua, casi un canal de la Mancha, con su presencia en los papeles de Panamá a través de su ex, y una participación en una extraña petrolera radicada en paraíso fiscal, de la que posee el 2%, con opción a un 3% más, regalo de un íntimo amigo llamado Massoud Zandi. De modo que a Jannly le han arruinado la celebración, hay que ser cabrones, y qué mala es la gente, oiga, que ni siquiera respeta las fiestas de guardar.
El episodio, más que anécdota, es categoría con todas las de la ley. Es el final del círculo, el cierre del bucle de la corrupción que tiene hoy postrado a este país. Resulta que el personaje que presume poco menos que de haber traído la democracia a España, al alimón con Adolfo Suárez y un tal Juan Carlos I, el tipo que más influencia ha tenido en la conformación de una opinión pública de izquierdas en España, el Imperio que ponía y quitaba ministros, manejaba el BOE, obtenía favores sin cuento de todos los Gobiernos, ese personaje, ese imperio, han ido a parar a la misma alcantarilla de corrupción que el resto del régimen de la Transición, a la misma piscina de aguas fecales de la ambición por el vil metal, el maldito parné, que ha vuelto locos a tantos españoles de moral distraída.
El capo di tutti capi de Prisa ha venido a morir en la ribera donde ha muerto el régimen del 78, en la misma mierda
Como ese PSOE que se corrompió en los noventa y que hoy, desnortado,  dirige un aventurero con menos luces que un barco de contrabando, capaz de aliarse con el Daesh si preciso fuera para poder gobernar. Como ese Juan Carlos I, guinda del pastel, que, después de traicionar venturosamente lo que Francohabía dejado atado y bien atado, se dedicó a pillar, a amontonar dinero de comisiones sin cuento hasta convertirse en la gran fortuna que es hoy. Como este PP cuyo tesorero acumula en Suiza una fortuna cercana  a los 50 millones cuya propiedad no se conoce pero se sospecha. Un PP carcomido por una corrupción tan apabullante, de Aznar a Rato casi todos, que resulta hoy difícil imaginar en él un solo hombre bueno. Como ese Pujol apandador que, mientras predicaba la buena nueva de la independencia de Cataluña, se dedicaba a robar a dos manos para que toda su prole pudiera transitar por este mundo cruel sin penuria alguna. Todos decididos a hacer de la libertad un negocio. Hacerse ricos tras la muerte de Franco y la llegada del maná europeo. Esta es la moraleja de los papeles de Panamá cebrianitas. El capo di tutti capi de Prisa ha venido a morir en la ribera donde ha muerto el régimen del 78, en la misma mierda. No podía hacerlo en otro lugar ni en ceremonia distinta: él y su grupo han sido faro y escollera, madre y madrastra, puta y chulo de esta pobre democracia a medio cocinar que hoy sangra por los cuatro costados, víctima de tantos y tan principales salteadores de caminos.  
Prisa es el Régimen del 78. Concebido en sus orígenes como un periódico de corte liberal (Manuel FragaRicardo de la CiervaDarío Valcárcel) dispuesto a acompañar el tránsito de la dictadura a la democracia, El País se decantó pronto hacia las posiciones abandonadas de la izquierda mediática, el fértil terreno de lo "progre" en el que un aventurero sin escrúpulos como Polanco, aventajado de ese capitalismo de amiguetes dispuesto a hacer negocios a la sombra del poder político, masajeándolo primero y luego -tan fuerte, tan poderoso ya-, simplemente dándole órdenes, iba a construir un imperio ante el que llegarían a arrodillarse los ricos hispanos. Relata Gregorio Morán ("El cura y los mandarines") el episodio chusco de la policía del ministro Martín Villadeteniendo a unos jóvenes por llevar un ejemplar de El País bajo el brazo, y el correlato de esa misma policía registrando en febrero de 1977 la casa del rojo peligroso en que se había convertido el director de informativos de TVE conArias Navarro. El destino, siempre dispuesto a correr el velo que separa el ser del parecer, iba a sentar décadas después a Cebrián y Martín Villa en torno a la mesa del mismo Consejo de Administración, como presidente y alto cargo, respectivamente, de Prisa. Cierre del bucle. Enemigos a muerte desde siempre de cualquier idea liberal susceptible de salir de la mollera de la derecha española, ha sido esa misma derecha "cavernaria y corrupta" la que ha vuelto, 40 años después, a rescatar a Prisa de una quiebra fraudulenta, vicepresidenta Sáenz de Santamaría mediante, obligando a los bancos a convertir en equity parte de la monstruosa deuda contraída por el grupo, amén de convencer a Telefónica para que comprara la ruina de Canal Plus. Enésimo cierre del bucle de los amos del Régimen.
Prisa y su metamorfosis con el Régimen
En realidad Prisa se había metamorfoseado tanto con el Régimen, tanto se había camuflado en el paisaje financiero, en los valores del "a pillar a pillar, que el mundo se va a acabar" del sistema, que mientras la economía crecía como la espuma en una burbuja de crédito cuya explosión acabaría acusando la mayor crisis de nuestra historia, Prisa, para no ser menos, se endeudaba en más de 5.000 millones de euros, una cifra a todas luces imposible de devolver ni siquiera mediante el proceso de trocear el grupo y venderlo por piezas, que es lo que ha hecho este genio de las finanzas travestido de ensayista y académico de la Lengua. El figura ha arruinado de paso a los hijos de Polanco, lo cual no ha sido óbice ni cortapisa para que él se haya embolsado no menos de 25 millones en los últimos cinco ejercicios -13,6 millones solo en 2011-, y se haya apuntado como fin de fiesta un "bonus de jubilación" de 6 millones más, a cobrar en 2020. Nuestros altos ejecutivos son así, capaces de arruinar la empresa que gestionan mientras se enriquecen con descaro en la España del ande yo caliente y ríase la gente.
El figura ha arruinado a los hijos de Polanco, lo cual no ha sido óbice ni cortapisa para que él se haya embolsado no menos de 25 millones en los últimos cinco ejercicios
Juan Luis ha hecho estos días grandes y alabanciosas declaraciones de amor al periodismo, a la libertad de expresión y todo lo demás. Cebrián ha hecho mucho daño a un país al que pudo haber hecho mucho bien. La profecía de nuevo cumplida de Gil de Biedma: "De todas las historias de la Historia, sin duda la más triste es la de España porque termina mal". Se trata, en efecto, de uno de los personajes que, so capa de progresismo, más ha contribuido a hacer imposible la consolidación en España de una sociedad abierta y tolerante con la discrepancia ideológica. Lo suyo ha sido siempre la España cainita de buenos y manos. Olvídense de categorías conceptuales. Buenos y malos travestidos de simples amigos o enemigos. Más daño aún ha hecho al periodismo. La mayoría de los profesionales que en estos 40 años han desfilado por El País y han terminado tarifando con este cínico presuntuoso han acabado, de un modo u otro, sintiendo en el cogote el aliento fétido de este apóstol de las medias verdades –es el único periodismo que concibe- dispuesto siempre a denigrar a todo aquel que se hubiera atrevido a desafiarle, convencido como ha estado siempre de que fuera del paraguas de Prisa no había vida en mil millas a la redonda.
Lo sufrí con ocasión del escándalo Ibercorp, cuando, ya en El Mundo, el diario de Prisa, entonces dirigido por Joaquín Estefanía, fue capaz de publicar toda una página, impar para más señas, con la transcripción literal de una conversación mía con el abogado Juan Peláez, marqués de Alella, que había sido obtenida mediante la intervención ilegal del teléfono de mi domicilio por parte de las mismas mafias policiales que ahora mismo siguen suministrando material de derribo a tanto aguerrido periodista de investigación como pulula por estos pagos, sin que ningún ministro del Interior haya sido capaz de sanear esta cloaca, convertida en seria amenaza para las libertades. Por supuesto que ni Estefanía ni El País, defensores a ultranza de aquella beautiful people en la que figuraba Mariano Rubio, el gobernador del BdE pillado con las manos en la masa de Ibercorp, me han ofrecido nunca la menor disculpa. Nuevo cierre del bucle de la corrupción.
El orate Cebrián ha seguido sermoneando todos estos años, dictando doctrina a los atolondrados españoles tan necesitados ellos de sus sabias consejas. Como Aznar y tantos otros, los ricos españoles jamás renuncian a subirse al púlpito. Prisa y el PSOE. Nunca estuvo claro si se trataba de un grupo editorial con partido político, o de un partido político con grupo editorial anexo. Tanto monta. La larga mano de Cebrián y su cuate Felipe González han propiciado innumerables a la par que divertidos espectáculos de maquinación política en la sombra. El más reciente, el protagonizado con el pobre Pedro Sánchez, al que un día, hace escasas semanas, llamaron a capítulo para leerle la cartilla, después de que el botarate pretendiera ni más ni menos que pactar con Podemos, de modo que vente pacá, muchacho, que te vamos a enseñar de qué va esto: mira, eso de pactar con los comunistas ni hablar, que nosotros somos la izquierda caviar y no estamos dispuesto a que un demagogo de tres al cuarto venga ahora a quitarnos lo nuestro y obligarnos a vivir en un régimen que, como en Venezuela, no es capaz de ofrecer a sus ciudadanos ni papel higiénico para limpiarse el culo. Lo tuyo es Ciudadanos, buen mozo, esa es la bahía en la que tienes que largar el ancla; llama a Albert Rivera, que ya está avisado, y firma con él un acuerdo. Y a partir de ahí, lo que quieras. Y Pedro, bien mandado, cierra la puerta al pacto con ese coleta morada que tanto horroriza, tanta preocupación causa a la mesocrática barriga de un Felipe rico y a la rica chequera de un Cebrián obligado a pasar a su ex consorte un estipendio mensual de 40.000 euros.
Los maridos nunca saben lo que hacen sus mujeres    
Ellos siguen mandando. Ellos, el PP, el PSOE, Juan Carlos I, el capitalismo castizo madrileño... no están por las reformas en serio. Ellos están por alargar la vida del difunto Régimen hasta donde sea posible. Ellos están para seguir en el machito. Por eso ha sido una faena, una putada en toda regla, que a hombre tan justo y preclaro, a este Gandhi que con sola su figura fue capaz de devolvernos la democracia él solito, le hayan vinculado con las cuentas en Panamá de su primera mujer. Porque Cebrián nunca supo lo que Teresa Aranda hacía con su dinero cuando estaban casados. El Régimen es así. Los maridos nunca se enteran de lo que sus santas hacen en casa. Ana Mato jamás supo que su marido aparcaba todas las noches un jaguar en el garaje de casa; ella pasaba por allí, bien cierto, pero no miraba, de la misma forma que Arias Cañete no sabía lo que hacía su doña con su pasta, esa noble jerezana de toda la vida de Dios en Jerez o caballo o Domecq, de la misma forma, también, que Rajoy nunca supo ni media del trajín que durante años se trajo Luis Bárcenas yendo y viniendo a Suiza con sus millones a cuestas.
Es una putada en toda regla que a este Gandhi que con su sola figura fue capaz de devolvernos la democracia él solito le hayan vinculado con las cuentas en Panamá de su primera mujer
De modo que el noble Jannly se ha cabreado muy seriamente y ha amenazado con querellas a diestro y siniestro. "Desde que tuvimos éxito hemos tenido que sufrir algunos ataques injustificados, pero además falsarios" ha dicho esta semana en la dura entrevista a la que le sometió la gran Pepa Bueno, valiente, en la Cadena SER. El precio del éxito. Y la envidia, pecado español por antonomasia. Cebrián anuncia querellas con el dinero de Prisa, faltaría más. Otra característica de los eximios ejecutivos hispanos, siempre dispuestos a resolver problemas privados con dinero ajeno, con el dinero del prójimo, y que le vayan dando a los accionistas. A la periodista no se le ocurrió preguntarle por qué su ex tenía poderes en una sociedad domiciliada en las Seychelles y creada por el bufete panameño Mossack Fonseca, ni cuáles son sus negocios con Massoud Zandi en la petrolera Star Petroleum, compañía que también enmascaró su propiedad a través de paraísos fiscales con la ayuda del mismo bufete. Pepa Bueno rehusó convertirse en un santiamén en Pepe el Malo.
Así está el periodismo español. Leo en El País del viernes, primera página: "En la ceremonia [celebración del 40 aniversario], que se convirtió en una fiesta del periodismo libre e independiente, Felipe VI (¿qué hacía allí Felipe VI?) destacó el papel de este diario como una garantía de la democracia". Decir que El País ha mantenido "una visión abierta e integradora de la sociedad española" es sencillamente falso. Las dos Españas siguen tan firmes, tan eternamente enfrentadas como siempre, tan incapacitadas para llegar a esos grandes pactos que reclama un país necesitado de enterrar de una vez sus demonios históricos y afrontar en paz un futuro de modernidad. Y Cebrián ha sido uno de los grandes mantenedores de esa letanía de confrontación que impide a España desprenderse de su pasado más atrabiliario. Parece, pues, que Felipe VI no sabe cómo está el periodismo español y, lo que es peor, la propia democracia, aunque, si quiere, yo se lo explico en media hora de una tarde cualquiera de mayo. 
El Bonaparte de las Tullerías
No parece que las querellas vayan a ir a más. Los leguleyos han pedido al intelectual que quieto parao, apéate del burro y sé prudente, tío, que estás mucho mejor callado. Pero está la ofensa moral. La soberbia herida, esa herencia presente en el ADN de todo poderoso hispano que se precie. Usted no sabe con quién está hablando. La soberbia que le lleva a ningunear la supuesta campaña contra él y su grupo como "la más pequeña de las que hemos sufrido, una revolucioncita de las redes sociales". Eximio representante de la Transición, Cebrián ha ido a caer en la gran fosa séptica de la corrupción del Régimen que tiene a los españoles de buena voluntad perplejos, paralizados por el miedo a un futuro que no se adivina tras la aduana del 26J. Muy bien podría el sujeto hacer suyo el speech del gran Al Pacino en "Un domingo cualquiera", la película deOliver Stone: He cometido todos los errores que un hombre de mediana edad puede cometer, he despilfarrado gran parte de mi dinero, he echado de mi vida a todo el que me ha amado, he quebrado la empresa que pusieron en mis manos y he arruinado a los hijos del fundador, he sembrado cizaña en los múltiples surcos de esta España en perenne barbecho, y mi nombre ha aparecido también flotando en las aguas muertas del mar de Panamá. Últimamente ni siquiera soporto la cara que veo en el espejo, pero como el resto de prohombres del Régimen, reclamo mi derecho a la impunidad para no ser menos. Y mi determinación de seguir al mando, obligado como estoy a demostrar a las nuevas generaciones que no soy el bandido corso de Elba sino el Bonaparte de los jardines de las Tullerías. Así muere un Régimen tras 40 años de mala vida. Solo con humor podremos seguir respirando en esta maltratada España nuestra.
*
Autor del articulo -

Juan Luis Cebrián y la impunidad- JESUS CACHO


Jesús Cacho
Nací hace bastantes años en un pueblo mínimo de Palencia, a medio camino entre Frómista y Carrión. Allí fui feliz a rabiar por los senderos de mi infancia y primera juventud. Luego la vida me llevó por derrotas insospechadas, cruzando mares y vadeando puertos, hasta recalar en la ensenada del periodismo madrileño, en alguno de cuyos garitos -El Mundo, El País, ABC- he tocado el piano. Me he cruzado con muy buena gente y con algún que otro hijo de puta. He cumplido mis sueños; he sido razonablemente feliz. Ahora aspiro a seguir contando historias desde el puente de algún barco perdido en el océano, mientras con mi sextante trato de tomar la altura de Sirius sobre la línea del horizonte, en ese leve instante en que se despide la noche y se anuncia un nuevo día. Naturalmente no sin antes haber dejado Vozpópuli navegando "full ahead".
*
Wikipedia 

Jesús de Polanco - Wikipedia, la enciclopedia libre

https://es.wikipedia.org/wiki/Jesús_de_Polanco

Jesús Polanco Gutiérrez (Madrid, 7 de noviembre de 1929 – ibídem, 21 de julio de 2007), conocido habitualmente como Jesús de Polanco, fue uno de los ...

Grupo PRISA - Wikipedia, la enciclopedia libre

https://es.wikipedia.org/wiki/Grupo_PRISA

El Grupo PRISA (Promotora de Informaciones S. A.) es un grupo multimedia español de comunicación, de televisión, radio, prensa escrita y editoriales, ...

Juan Luis Cebrián - Wikipedia, la enciclopedia libre

https://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Luis_Cebrián

Juan Luis Cebrián Echarri (Madrid, 30 de octubre de 1944) es un periodista y escritor español. Desde 1997 es académico de la Real Academia Española.
Biografía - ‎Trayectoria - ‎Obras - ‎Honores
*
REFRANES a tener muy en cuenta siempre - "NUNCA LLUEVE A GUSTO DE TODOS".- "ARRIMAR EL ASCUA A SU SARDINA".- "CADA UNO HABLA DE LA FERIA COMO LE VA EN ELLA".Y no olvidarse de la "mas moderna" que dice : "Aqui el que no corre vuela y el MAS TONTO hace aviones".
Nota : pongo estos tres refranes para que el lector tenga cuidado con lo que lee.
Es muy facil manipular a la gente, todo el cuidado es poco.
Hay que CUESTIONARSE lo que se lee, CONTRASTARLO  y luego CADA UNO DEBE LLEGAR A SUS PROPIAS CONCLUSIONES.
VRedondoF
** Soy un EMPRESARIO JUBILADO que me limito al ARCHIVO de lo que me voy encontrando "EN LA NUBE" y me parece interesante. **
**  Lo intento hacer de una forma ordenada/organizada mediante los blogs gratuitos de Blogger. **
** Utilizo el sistema COPIAR/PEGAR, luego lo archivo. ( Solo lo  INTERESANTE, según mi criterio). **
** Tengo una serie de familiares/ amigos/ conocidos (yo le llamo "LA PEÑA") que me animan a que se los archive para leerlo ellos después. **
**  Los artículos que COPIO Y PEGO EN MI ARCHIVO o RECOPILACIÓN (cada uno que le llame como quiera), contienen opiniones con las que yo puedo o no, estar de acuerdo. **
** Si te ha gustado la publicacion, lo mejor que debes hacer es ir al blog/pagina del autor y DEJAR UN COMENTARIO. En mi blog no puedes dejar comentarios, pero si en el del autor. **
** Cuando incorporo MI OPINIÓN, la identifico CLARAMENTE,  con la única pretensión de DIFERENCIARLA del articulo original. **
** Pido perdon por MIS limitaciones literarias. El hacerlo mejor (no mucho) me cuesta dedicarle MAS TIEMPO, y la verdad es que (ademas de no tener tiempo) tengo poca paciencia,  por ello, y nuevamente, pido disculpas por las susodichas limitaciones. **
** Mi correo electrónico es vredondof (arroba) gmail.com por si quieres que publique algo o hacer algún comentario. **
** Por favor!  Si  te ha molestado el que yo haya publicado algún artículo o fotografía tuya,  ponte en contacto  conmigo (vredondof - arroba - gmail.com ) para solucionarlo o retirarlo. **
*


--
Publicado por cc.co2.vrf para CPC el 5/16/2016 09:00:00 a. m.
Leer más...